21/4/08

Monseñor Fernando Lugo.


En Paraguay, miles de personas se han lanzado a las calles a festejar el histórico triunfo electoral del ex obispo de Asunción, Fernando Lugo, líder del partido izquierdista Alianza Patriótica para el Cambio APC, luego de conocerse los resultados, en los que Lugo habría obtenido el 40.83%, sobre Blanca Ovelar, candidata del oficialista partido colorado, que obtuvo un 30.71 %. Con un 29.98% de los apoyos, aparece el partido Unión Nacional de ciudadanos Éticos UNACE, liderado por el ex general golpista, Lino Oviedo.


Con el triunfo de APC, se rompen 61 años de gobiernos dictatoriales ultraderechistas al servicio de los Estados Unidos.

Esa ola irá creciendo cada día que pase. Porque esa ola la forman los más, los mayoritarios en todos los aspectos, los que acumulan con su trabajo las riquezas, crean los valores, hacen andar las ruedas de la historia y que ahora despiertan del largo sueño embrutecedor a que los sometieron. (Ernesto Guevara)

Semanas antes de las elecciones guaraníes, la campaña sucia de desprestigio de los dos partidos perdedores, contra el ex obispo cobró fuerza, y llegó a tales extremos que fue tildado de Estalinista. También lo acusaron de ser amigo de Fidel Castro, Daniel Ortega y Hugo Chávez, - como si esto fuera un delito- luego que el presidente electo, afirmase que es un seguidor de la teología de la liberación.

El todavía presidente paraguayo, Nicanor Duarte, junto con Ovelar, han aceptado la derrota de su partido, pero afirmaron que harán todo lo posible, por recuperar el poder lo antes posible, vaticinando así una feroz oposición parlamentaria.

El partido APC, que representa a 7 fuerzas progresistas, entre ellas al Partido Comunista Paraguayo, tendrá como grandes retos acabar con la desigualdad social, la corrupción y un alto nivel de desempleo.

Porque esta gran humanidad ha dicho «¡Basta!» y ha echado a andar. Y su marcha, de gigantes, ya no se detendrá hasta conquistar la verdadera independencia, por la que ya han muerto más de una vez inútilmente. Ahora, en todo caso, los que mueran, morirán como los de Cuba, los de Playa Girón, morirán por su única, verdadera e irrenunciable independencia.» (Ernesto Guevara)


Aunque este triunfo no esté marcado directamente por el dominio del proletariado, es otro golpe bajo que sufren los oligarcas, latifundistas y porque no decir los Estados Unidos, que son los únicos y grandes perdedores en su nuevo intento por hacerse del control absoluto del pueblo suramericano.


Proletarios del mundo uníos, que mas tenéis que perder que vuestras cadenas. (Carlos Marx)




¡¡ Suramérica se vuelve Roja !!




Saludos.

2 comentarios:

Kijar dijo...

Warning! See Please Here

Anónimo dijo...

Falta una año, para que los ARENEROS, se bayan tambien, jijiji van a llorar, pero se van